banner cabecera

martes, 29 de noviembre de 2016

Un breve adiós
29.11.16

Un breve adiós


Soy de las personas que cambia a cada rato. Con la temporada, con una canción, con un viaje, con lo que sea. Me gusta el cambio. La rutina me agobia y hacer lo mismo todo el tiempo también. A la vez me gustan los retos y si eso involucra perseguir sueños que permanecieron escondidos entonces, por alguna razón, pretendo alcanzarlos todos pero la verdad es que a veces tienes que dejar algunas cosas para empezar otras. Como bien dice el dicho: el que mucho abarca, poco aprieta. 

Mi marca de joyería de fantasía, que empezó como Shop by Pink Chick para luego terminar como simplemente Pink Chick disponible solo en Pink Chick Store inició el 2011 con la idea de ofrecer accesorios que hasta ese momento no eran posibles encontrar en el mercado local. Hoy, la oferta en bisutería es mucho mejor de la que había hace 5 años y eso me llena de orgullo. Quiero pensar que mi emprendimiento tuvo algo que ver en la calidad y las tendencias que llegaban a las tiendas. Y sobre todo el cuidado en cuanto a la presentación y comunicación de cada marca. 

En todos estos 5 años la competencia se hizo ver -y se ha hecho cada vez más fuerte- y hoy tenemos grandes tiendas como las internacionales H&M, Forever 21, Zara o las locales Do it o Now ofreciendo su gama de accesorios, la mayoría importados, a todas las cada vez más exigentes consumidoras peruanas. Frente a estas tenemos nuevos pero ya consolidados emprendimientos que en mi opinión, tienen muy buen futuro, como Sophie Crown y Petunia. Marcas que he visto crecer con mucho entusiasmo y que tienen propuestas igual de buenas que las que pueden encontrar en otra tienda retail.



Así como ellas,  cada vez aparecen más marcas de bisutería (hecha a mano o importada) y eso la verdad me llena de felicidad y a todas las nuevas empresarias del rubro les deseo toda la suerte del mundo. 

En mi caso, las 24 horas del día se me hacen cortas para dedicarme al 100% a crear colecciones, diseñarlas (después de todo aprendí cómo ilustrar joyas cuando estudié en Nueva York), supervisar un equipo y mantener a flote una marca a la que obviamente le tengo un inmenso cariño. El blog y todas las responsabilidades que vienen con él consumen la mayor parte de mi creatividad y tiempo y si debo elegir una, me quedo con esta parte. Mi pasión por la escritura ha renacido de las cenizas y quiero explotarla al máximo. 

Tengo nuevas ideas y proyectos para este espacio rosado, gracias al cielo y al Universo muchas marcas siguen confiando en mi y hay demasiadas colaboraciones en camino. Ya verán poco a poco todo lo que se viene, muchas de estas cosas me emocionan pero a la vez me dan un poco de miedo, pero como una amiga me dice, el miedo es el peor enemigo que los soñadores tenemos. Así que a enfrentarlo. 



Esa es básicamente la principal razón por la que Pink Chick Store cerrará sus puertas virtuales. Pero no crean que de manera permanente, aún tengo cosas en mente, solo quiero ver cuál es la mejor forma y momento de ofrecer todas las cosas de la marca que fueron sus favoritas, entre ellas las poleras

Nuestra última venta será este sábado 03 de diciembre en el Bloggers Sale Christmas Edition, haremos un remate de los últimos ítems que tendremos. Ésta será probablemente la última vez que podrás adquirir cualquiera de nuestras piezas. Los precios irán desde s/.12 hasta s/.35. Y sí, también tendré mi clóset a la venta. Todos los pagos serán en efectivo así que vayan preparadas. 


0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!

Sole