banner cabecera

lunes, 4 de enero de 2016

¿Cómo cuidar tu piel y tu alimentación este verano?
4.1.16

¿Cómo cuidar tu piel y tu alimentación este verano?


¿Sabías que la piel es el mayor órgano de nuestro cuerpo? Sí, no solo nos cubre y protege si no que además nos alerta sobre posibles alteraciones de nuestro organismo o carencias nutricionales. Es un tejido de alta recuperación que está en constante renovación y por eso, requiere un gran aporte de nutrientes. La piel es un órgano que elimina los desechos y toxinas, al igual que el riñón y el intestino, por eso estos dos últimos deben funcionar correctamente para poder conseguir una piel limpia y sana. 

Si. Me puse un poco científica. Pero es que el post de hoy es muy importante para todas las que queremos cuidar nuestra piel y ahora que estamos a puertas del verano, la temporada en la que todas corren a la playa a agarrar un poco de color, es importante tener en cuenta cómo podemos protegerla, pero esta vez con nuestra alimentación. Por eso, consulté con mi súper nutricionista Melissa Paz y estas son sus recomendaciones: 

Antes que nada debes tener en cuenta que la exposición al sol deteriora y envejece nuestra piel, para lo que debemos contar con los siguientes nutrientes si es que ya estás esperando los días de bronceado en la playa:

  • Tu dieta debe tener un aporte proteico suficiente para que tu piel no pierda fragilidad
  • Para mantener la integridad de las estructuras, el espesor, metabolismo e hidratación de la piel, incluye grasas insaturadas en tu alimentación. 
  • La vitamina A (pescados, vegetales, zanahorias, zapallo, tomates, pepinos, verduras de hoja, polen de abeja...) es tu mejor amiga ya que conserva la integridad de la piel evitando que se agriete. 
  • Por otro lado, la vitamina C sintetiza el colágeno, elasticidad y aparición de arrugas en la piel. ¿Dónde lo encuentras? En las frutas cítricas, Kiwi, mango, papaya, piña, fresa, sandia, melón, brócoli, pimiento, espinaca, tomate...
  • Asegúrate de estar consumiendo vitamina B, pues promueve la regeneración y evita trastornos como la dermatitis. Los cereales integrales, las levaduras, huevos, pescados y lácteos son ricos en este tipo de vitamina, ¡así que empieza a consumirlos! 
  • Y lo más importante, ¡el agua! Un litro y medio al día es lo mínimo que necesitas para reponer las pérdidas durante el día.
Recuerda que una dieta variada, colorida y equilibrada en los nutrientes, antioxidantes y favorecedores de las células cutáneas, logrará que la renovación y estado de salud de la piel sean positivos. Si quieres más información o una dieta especialmente diseñada para tus necesidades, contacta a Melissa, ¡aprovecha que acaba de incluir un nuevo servicio por Skype! Así que si estás en provincia, ¡esta es tu oportunidad! Encuéntrala en Facebook aquí




0 comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por comentar!

Sole