banner cabecera

viernes, 20 de marzo de 2015

Ayudemos a que sigan sonriendo
20.3.15

Ayudemos a que sigan sonriendo


El post de hoy no tiene que ver con compras, viajes o moda. El tema del post de hoy es algo que debe interesarnos a todas las mujeres y a todo el público en general. Si alguna tiene o ha tenido mascotas en casa debe saber que ellos son los seres más maravillosos e indefensos del mundo y que su devoción y cariño a los humanos es infinita. Cada vez que veo cómo me recibe Esperanza cuando llego a casa o cuando llego de viaje, el corazón me salta de un lado a otro, así como ella  y hasta podría decir que veo cómo se forma una sonrisa en su peludo y tierno rostro. 

Es por eso que cuando me entero que hay personas que maltratan y hasta se aprovechan de los animales, lo primero que pienso es que debería existir alguna sanción para ellos. No puede ser que vivamos en un país en el que se permita este tipo de situaciones y en la que los animales están a merced de gente sin escrúpulos que cree que está bien tenerlos como alarma en los techos o meterlos en cajas y mochilas para venderlos como si fueran objetos. Ni qué decir de quienes los usan en los circos como si fueran entretenimiento. 

¿Les conté la historia de Esperanza? Ella es mi cachorra, okey tiene ya un año y varios meses pero para mi siempre será esa cachorrita tierna y juguetona que entraba en mi mano. Esperanza llegó a nuestras vidas luego de que la viéramos en manos de uno de estos personajes a quienes la ley contra el maltrato animal debería sancionar por comercializar con animales. Este señor la tenía en una bolsa y la ofrecía como un perro de raza, cosa que no es pero en realidad no importa, los animales no deberían categorizarse por eso, son seres vivos, no cosas. Si yo no me la llevaba, lo más probable es que hubiese terminado de nuevo en la bolsa o quizás en manos de otra persona cuyas intenciones hubieran sido buenas o malas, no lo sabremos. 

Normalmente no uso el blog para hablar de estos temas porque me ponen muy triste y la verdad siento mucha impotencia de que no exista algo para revertir esta situación. Pero ayer me enteré de una buenísima iniciativa  ciudadana que busca recolectar firmas para aprobar un proyecto de ley que penalice a quienes agredan a animales y nosotros podemos colaborar con esto. Y es hora de hacerlo, solo tienen que imprimir esta planilla, llenarla con la mayor cantidad de firmas y huellas posible y luego dejarla en la veterinaria Rondón o en la veterinaria Mar De Colas. Si solo desean colaborar con su firma, pueden acercarse a hacerlo a ambas veterinarias.

Tenemos solo hasta el 27 de marzo para reunir 80,000 firmas. ¡Si se puede! ¡Apoyemos! 

Con información de El Comercio. 

1 comentario:

  1. Qué genial que uses el blog para llamar a más gente a sumarse a este tipo de campañas... No basta sólo con indignarnos por las terribles noticias que vemos, lo importante es hacer algo al respecto!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Sole