banner cabecera

miércoles, 26 de septiembre de 2012

The September issue
26.9.12

The September issue



Si hay algo que he aprendido desde que desarrollé más mi gusto por la moda y los trapos es que la Vogue de Setiembre es la revista -énfasis en "la"- que toda fashionista que se respeta debe tener, ¿cierto? Y a pesar de que Lady Gaga está en la portada, ojo, no tengo nada en contra de ella es solo que de un tiempo a esta parte la veo en todos lados y tanto sobre exposure me aturde, ¿soy la única que lo piensa?

Créanme, muchas veces dejo de comprar una revista por que la actriz, modelo o personaje que me sonríe en la caratula me desagrada totalmente, pero como ya expliqué este no era el caso. Yo quería mi revista Vogue porque había leído que tendría 916 páginas, que saldría una editorial con fotografías que Mario Testino tomó durante su reciente visita al Perú y mucho más; la quería y por supuesto, la compré. Cargué por todo el aeropuerto de Miami con los dos kilos que las 916 páginas traían consigo y aunque por alguna extraña razón pensé que mejor la leía con calma a mi regreso a Lima, más pudieron mis ganas y empecé a hojearla en mi vuelo a Nueva York

No voy a negarlo, ver las fotos de mi bello Perú mientras volaba sobre mil kilómetros de altura en cielos extranjeros me puso la piel de gallina y me causó una gran sensación de nostalgia -la música de fondo que tocaba mi mente era esta- pero a la vez sentía una gran felicidad de que mi país haya sido  aparezca en una de las más reconocidas revistas de moda del mundo. Palmas compañeros, algo así no pasa todos los días. Tanta era mi emoción que quería contarles a todos los que viajaban conmigo que ése era mi país, solo lo hice con la chica que viajaba a mi lado y que se puso a leer la revista conmigo. 

Ahora, una pregunta y pónganse la mano al pecho para responder con absoluta sinceridad: ¿no les parece que esta edición exageró en publicidad? Es decir, entiendo que cada marca pague su cuota y es que si algo me enseñó The Devil wears Prada es que las revistas viven de eso, pero lo que no puedo comprender es cómo Anita (Wintour) prefiere -asumo que lo está haciendo- dar mayor importancia a los avisos que al contenido, en pocas palabras, ¿quién es el editor? ¿los anunciantes? ¿el área Comercial? Al fin y al cabo, ellos son quienes venden los espacios, ¿cierto? Y no es que no me hayan gustado los avisos, me parece que cada marca se esfuerza mucho en su dirección de arte, conceptos y otros para esta edición, solo digo que me hubiera gustado ver más información y tendencias, algo por ejemplo que sí vi en la revista Elle (oh no she didn't). Pero es que acá entre nos, en cuanto a información sobre moda, prefiero Elle a Vogue. No se lo digan a Anna, ¿ya? 

Finalmente, nada quita que the September issue sea, en mi opinión, una revista de colección. La mía está ahí feliz en mi estante, como recuerdo de un gran viaje y archivo de las increíbles fotos de Testino. ¿Ustedes ya tienen la suya? Hace poco leí que ya estaba disponible en Zetta, ¿ya la vieron? ¿qué les pareció? 


3 comentarios:

  1. Hola Sole! sabes donde puedo conseguir la revista aca en Lima?? o ya es muy tarde =(

    ResponderEliminar
  2. habrá que hacerse con ella ya=)

    www.tomelessismore.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. wow, es mucha revista, ha
    mi mamà tb tenìa una revista de los 80 asì de gruesa
    imagìnate full moda ochentera que ahora està de vuelta: es un placer a la vista (=

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Sole